sábado, 24 de enero de 2015

El amigo del "Pollo Estrada"

Uno de los últimos homenajes hechos en vida al "Pollo" Estrada

Por: Ernesto J. Navarro 

Finalizando noviembre de 2014, fui a entrevistar a Ildefonso Leal, es doctor en historia, director de la Academia Nacional de la Historia y cronista de Los Teques.

Vive en una hermosa casona colonial que resistió al avance del cemento y que parece un monumento herórico a la vida, plantado en medio de dos enormes edificios de apartamentos y un ruidoso liceo. 

Me citó el miércoles 26 de noviembre a las 10:15 de la mañana. Yo llegué a las cercanías de su casa a eso de las 9:50am, miré el reloj ycomo tenía algo de tiempo,  me senté en una cafetería que está justo enfrente de la residencia del cronista y pedí un marrón oscuro, para beberme la espera.

Al terminar el café miré de nuevo el reloj: 10:10am y cuando salí de la cafetería y miré a la casa del cronista, ya el doctor Leal estaba caminando pegado a la reja de la casa, esperándome, plantado con la elegancia de sus 82 años.

Lo saludé desde la acera y le grité:
Buen día! Yo soy el periodista Ernesto Navarro.

Ildefonso Leal




Hizo un breve gesto de saludo y me lanzó la llave hasta la acera. Entré, nos saludamos y sentados en el porche de la casa, tuvimos una charla amena. 

Conversa que se tornó mucho más interesante para mi cuando descubrí que ILDEFONSO LEAL nació en LAGUNILLAS en el año 1932; que fue testigo del incendio de Lagunillas de Agua (del cual me contó detalles extraordinarios) y además expresa con especial orgullo que fue ALUMNO FUNDADOR de la Escuela Antonia Esteller.

Allí estudió toda la primaria y, me dijo además, que salir de 6to grado, al igual que a los demás estudiantes de esa promoción, los buscaron de la Venezuela Oil Company, la VOC para trabajar en la empresa y aunque pidió ser oficinista, estuvo dos años carreteando materiales a punta de carretilla.

Su mamá hacía comida para vender a trabajadores petroleros, así que con su apoyo decidió seguir estudiando, terminar el bachillerato y así fue a parar a Los Teques porque una tía vivía en esa ciudad... y allí se quedó.

--------------------
Me contó varios episodios de su infancia. Haciendo una pausa para aclarar que de esos amigos ya casi ninguno está vivo, pero que recordaba con especial afecto a Arsenio "El Pollo" Estrada
El Pollo Estrada y su familia son vecinos de mi familia en Puerto Nuevo! ¡Imagínese Usted! -le dije emocionado.

El Pollo e Ildefonso fueron amigos de infancia. Antes de ser maestro del beísbol para niños, me dijo Leal, Estrada fue un maestro artesano. Una faceta que quizá casi nadie conoció.

"Yo recuerdo mucho a una tía de Arsenio que se llama Serafina, era vecina nuestra, una mujer muy cariñosa y que vivía con su compañero, un hombre muy amable llamado Sixto Cobarrubia... En esa casa jugabamos mucho", evoca el cronista.

Con apenas 11 ó 12 años EL POLLO era un ebanista maravilloso. "Hacía unos hermosos trompos de madera con los que nosotros jugábamos y que daba dolor echarlos a perder. Yo hice un texto, que no he publicado, sobre los juguetes de mi infancia y allí cuento sobre esos trompos que hacía Arsenio", me dijo el doctor Leal aquella mañana de noviembre.

-------------------
Por el doctor Leal me enteré ese día, que un par de lunas atrás ARSENIO "EL POLLO" ESTRADA, fue sembrado y "trascendió a otros espacios no tangibles" como dice mi amigo el gaitero Daniel Liendo.

Luego de un par de horas de conversa, Ildefonso Leal, me regaló 3 de sus tantos libros publicados... En todos se cita su biografía, en todos resalta que nació en Lagunillas, que estudió en la Antonia Esteller y que fue obrero petrolero.

Luego me dio un abrazo y nos despedimos.

Volví a casa con ese recuerdo que atesora el doctor Leal sobre el viejo Arsenio, de esa faceta artesana de El Pollo, quien fue maestro de multitudes de niños. Ahora yo también quiero quedarme ese recuerdo...

Viaje bueno, Pollo...

-----------------
PD: La foto del viejo Pollo, fue la única que encontré en internet... La nota la escribo con inmenso cariño hacia El Pollo y su familia, quienes han sido nuestros vecinos por décadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario